Ir al contenido principal

ARQUEOBIBLIO

7.

"Arqueobiblio"



Hoy, el profesor Nicolás Mas nos presenta una sugerente recomendación: "El extraño caso del Dr. Jekyll y Mr. Hyde"

"No sé si es bueno leer el Dr. Jekyll y Mr. Hyde con trece o catorce años, que era la edad en la que por azar cayó en mis manos, sin tener yo idea de quién era ese tal R.L. Stevenson que figuraba como autor. No era la primera vez que me asomaba al lado oscuro, pero sí fue la primera vez que quedé atrapado en él. La leí en un par de sentadas, en poco menos de lo que tardó Stevenson en escribirla (¡tres días!). Y en un estado de excitación febril que debió de ser parecido al que agitó a su autor durante su escritura (según me enteré más tarde). No sé en el caso de Stevenson, pero en el mío ese estado se prolongó más allá del final de la lectura, transformándome en un triste demente que deambula cargando un costal lleno de preguntas. En serio, me dejó majara. Con el tiempo me recuperé de tan lastimoso estado, y hoy me divierte pensar cómo un solo cadáver puede reunir un asesinato y un suicidio, y otros absurdos parecidos. Tan absurdos como reales.
Pero, como decía, no sé si esta lectura fue buena para mí. Sobre todo porque marcó fatalmente mis gustos literarios. Hasta el punto de que cuando mucho más tarde leí La Isla del tesoro, esta me pareció una novela mediocre comparada con la potencia y la intensidad del Jekyll y Hyde".

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ven, que te dé un verso: Emily Dickinson, "Temo a la persona de pocas palabras".

Temo a la persona de pocas palabras. Temo a la persona silenciosa. Al sermoneador, lo puedo aguantar; Al charlatán, lo puedo entretener. Pero con quien cavila mientras el resto no deja de parlotear, con esta persona soy cautelosa. Temo que sea una gran persona. Emily Dickinson , El viento comenzó a mecer la hierba

"Recuerdos de mi infancia enredados están". Poemas ganadores.

PRIMERA CATEGORÍA  Aquellos Días de mi niñez cuando me trataban de educar millones de historias inventé  y sobre todo: preguntas sin cesar. ¿Porque el techo es gris? ¿Porque es ahora azul? Esto se llama libro y se usa así ¿Que soy yo?,¿quien eres tu?  -De la Vida un aprendiz-   Joan Gómez Casanova, 2º ESO B Recuerdos de mi infancia enterrados están, en mi memoria se encuentran, no están en el desván. Cuales buenos eran los intentaré buscar, en mi mar de recuerdos, recuerdos serán. Recuerdos de mi infancia enterrados están, y ya sé donde buscar. En mi memoria y en fotos los voy a encontrar, los de mi infancia ya sé donde están, no están ni en un libro ni tampoco en el sofá. Cuales buenos eran encontrados están, mas los malos en mi memoria no se encontrarán, en fotos y en libros tal vez estarán, entonces ellos arderán, porque lo que pasó en el pasado allí se ha de quedar, en mi mar de recuerdos, recuerdos serán. Mis amigos y familia no sé si se acordarán, pero lo