Ir al contenido principal

Taller de escritura "Atenea": Abecedarios de amor.




Como comienzo para el taller, nos pareció ideal escribir sobre el amor. ¿Por qué?
Muy simple, cuando se celebró el Día de San Valentín , y para conmemorar esta fecha, decidimos escribir unos poemas de amor, o más bien, unos abecedarios de amor.
Consisten en enumerar, de una manera más cuidada y estética, las cualidades que cada uno de nosotros buscaría en esa persona especial.
Estos abecedarios no son nada nuevo, pues años atrás ya varios autores conocidos dieron vida a sus propios abecés. Uno de los más famosos fue el de Lope de Vega, “el abecé de los recién casados” de su obra Peribáñez y el Comendador de Ocaña.
A continuación, os dejamos nuestros propios poemas, esperamos que os gusten.

Amar con benevolencia,
obligatorio debería ser
y confiar en el otro
también.

Dulzura cada día tendrás
que ofrecer.
Y ser un ejemplo a seguir
para tus hijos indispensable es.

No olvides ser fiel y
 en momentos de duda
ofrecerte de guía.

Con un buen humor
de felicidad el hogar llenarás.

La ironía también deberás
manejar que, junto a un buen juicio,
inteligente te hará.

Si tienes buena labia
de algunos apuros nos podrás sacar.

Y tener un buen perder
en un noble hombre te convertirá.

Pero a veces opinar y quejarte
antes los demás tendrás.
Hacerte oír nunca está mal.

Ser raro buena cualidad es
ya que así serás menos banal.

Siendo sagaz podrás deslumbrar
y decir siempre la verdad valiente te hará.

¿Y para qué necesito yo que poseas
más cualidades si con estas impresionante serás?

Luz Clemente Llona, 4ºC


Amigo ha de ser, bueno y comprensivo también.
Divertido y a veces espontáneo, feliz y generoso.
No debe hartarse de mí.
Con la I, interesante y algo juicioso también.
Leal, y una M en ser maduro cuando se debe.
Con la N de noble y la O de original,asi sería
algo perfecto para mí:
Responsable también,seguro con la S.
La T de tolerante y la V de veraz, también podría llevar.

         Andrea López Rivera, 4ºC

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ven, que te dé un verso: Emily Dickinson, "Temo a la persona de pocas palabras".

Temo a la persona de pocas palabras. Temo a la persona silenciosa. Al sermoneador, lo puedo aguantar; Al charlatán, lo puedo entretener. Pero con quien cavila mientras el resto no deja de parlotear, con esta persona soy cautelosa. Temo que sea una gran persona. Emily Dickinson , El viento comenzó a mecer la hierba

El poema de la semana

Semana del 15 al 18 de septiembre   "Aristóteles define el miedo como un sufrimiento anticipado, por un mal que nos aguarda en el futuro. Lo contrario -la percepción del futuro como un bien- tiene que tener un nombre. Creo que es la confianza". Con estas palabras del prólogo del último libro de poemas de Juan Antonio González Iglesias, Confiado , queremos comenzar el curso; y también con el espléndido poema que le da título. Deseamos que sus versos nos alienten en estos días de incertidumbres y nervios del principio de curso, en los que se concentra la espera de todo lo que en estos meses viviremos. CONFIADO Pongo mi corazón en el futuro. Y espero, nada más. De los dos monsílabos prefiero el más claro, el sencillo, el que despliega  un lienzo en el que todo  podrá ser. El amor dará firmeza a lo que digo. Estoy con los que creen sin ver, con los que andan sobre las aguas. Cuando el mundo entero o mi mundo se hunden tantas veces, entonces algo relacionado