Ir al contenido principal

Ven, que te dé un verso


Del 6 al 10 de marzo
Georgy Kurasov


     A lo largo del mes de marzo nuestro rincón poético semanal estará dedicado a las Mujeres, a su dignidad, a sus múltiples luchas, y esto en el marco de un programa de actividades más amplio en torno a la celebración del Día internacional de las mujeres, que iremos dando a conocer, sin olvidar que esa lucha no es cosa de un día, y deseando que en un futuro no muy lejano deje de haber motivos para que el 8 de marzo aparezca marcado en rojo en el calendario.

     Esta semana os ofrecemos el poema "Sola no estás", de la flamante Premio Nacional de Poesía, Ángeles Mora, incluido en su último poemario Ficciones para una autobiografía (2016).

SOLA NO ESTÁS

No es cuestión de palabras,
es un rumor de fondo
queriendo aparecer.
Se entrecruzan las voces 
como peces revueltos
dentro del pecho. Duelen,
hacen daño.

Fuera cantan los pájaros
y tú cierras los ojos.
Engaña la quietud del momento.
Pero a ti no te ciega esta postal de vida retirada.
Sola no estás, el pensamiento
no deja de latir, da golpes, bulle,
igual que si la tierra se moviera.

Tú eres la tierra que se mueve,
que tiembla con el fuego de otra música.
No estás sola.
El río de la historia sobreviene.
Un murmullo se acerca.

Has de saber qué dicen esas voces
que ya no se conforman,
mujeres que callaron tanto tiempo,
razones que traen luz:
para nunca estar solas.

ÁNGELES MORA

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ven, que te dé un verso: Emily Dickinson, "Temo a la persona de pocas palabras".

Temo a la persona de pocas palabras. Temo a la persona silenciosa. Al sermoneador, lo puedo aguantar; Al charlatán, lo puedo entretener. Pero con quien cavila mientras el resto no deja de parlotear, con esta persona soy cautelosa. Temo que sea una gran persona. Emily Dickinson , El viento comenzó a mecer la hierba

El poema de la semana

Semana del 15 al 18 de septiembre   "Aristóteles define el miedo como un sufrimiento anticipado, por un mal que nos aguarda en el futuro. Lo contrario -la percepción del futuro como un bien- tiene que tener un nombre. Creo que es la confianza". Con estas palabras del prólogo del último libro de poemas de Juan Antonio González Iglesias, Confiado , queremos comenzar el curso; y también con el espléndido poema que le da título. Deseamos que sus versos nos alienten en estos días de incertidumbres y nervios del principio de curso, en los que se concentra la espera de todo lo que en estos meses viviremos. CONFIADO Pongo mi corazón en el futuro. Y espero, nada más. De los dos monsílabos prefiero el más claro, el sencillo, el que despliega  un lienzo en el que todo  podrá ser. El amor dará firmeza a lo que digo. Estoy con los que creen sin ver, con los que andan sobre las aguas. Cuando el mundo entero o mi mundo se hunden tantas veces, entonces algo relacionado