Ir al contenido principal

Lecturas para el invierno


              Resulta atractiva y sugerente la perspectiva del tiempo más lento que ofrecen las vacaciones en invierno, con momentos de sillón y cobijo del frío tras el cristal; momentos de quedarnos solos en buena compañía de libros.
        Desde la Biblioteca del IES Aricel queremos haceros llegar nuestras propuestas de lecturas para el alumnado y para sus familias, deseando que os protejan del frío.
*Nuestras recomendaciones incluyen algunas obras de La mochila violeta .


“Lo que contuvieran esos libros, en el fondo poco importaba. 
Lo que importaba era ante todo lo que sentían al entrar en la biblioteca, donde no veían las paredes de libros negros sino un espacio y unos horizontes múltiples que, nada más pasar la puerta, los arrancaban de la vida estrecha del barrio”.

Albert Camus,  "El primer hombre"

Comentarios

  1. ¡Muchas gracias por vuestro buen hacer y por la generosidad de compartir estas guías! Son un deleite para quienes amamos los libros y la lectura.
    ¡Felices lecturas!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ven, que te dé un verso: Emily Dickinson, "Temo a la persona de pocas palabras".

Temo a la persona de pocas palabras. Temo a la persona silenciosa. Al sermoneador, lo puedo aguantar; Al charlatán, lo puedo entretener. Pero con quien cavila mientras el resto no deja de parlotear, con esta persona soy cautelosa. Temo que sea una gran persona. Emily Dickinson , El viento comenzó a mecer la hierba

El poema de la semana

Semana del 15 al 18 de septiembre   "Aristóteles define el miedo como un sufrimiento anticipado, por un mal que nos aguarda en el futuro. Lo contrario -la percepción del futuro como un bien- tiene que tener un nombre. Creo que es la confianza". Con estas palabras del prólogo del último libro de poemas de Juan Antonio González Iglesias, Confiado , queremos comenzar el curso; y también con el espléndido poema que le da título. Deseamos que sus versos nos alienten en estos días de incertidumbres y nervios del principio de curso, en los que se concentra la espera de todo lo que en estos meses viviremos. CONFIADO Pongo mi corazón en el futuro. Y espero, nada más. De los dos monsílabos prefiero el más claro, el sencillo, el que despliega  un lienzo en el que todo  podrá ser. El amor dará firmeza a lo que digo. Estoy con los que creen sin ver, con los que andan sobre las aguas. Cuando el mundo entero o mi mundo se hunden tantas veces, entonces algo relacionado