Ir al contenido principal

Microrrelatos de febrero: ganadores y clasificados





 En este caso, la frase era "Con gran dolor la abandonó allí" y estaba sacada de la maravillosa historia de Eros y Psique. A continuación, puedes leer los textos ganadores y los clasificados de este mes.






GANADORAS

PRIMERA CATEGORÍA 


    Y así, con gran dolor la abandonó allí. Así terminó su infancia, justo en ese momento. Así fue cómo por fin vio el mundo real. Entonces quiso refugiarse en los cuentos infantiles, en sus recuerdos de la niñez, pero ya era demasiado tarde. Fue como una patada en la boca del estómago, que te deja vivo, pero boqueando, ahogándote. Él recibió esa "patada" en una clase, pero te puede pasar en cualquier sitio. Y entonces, cuando la ilusión, la esperanza y la inocencia infantiles desaparecen, y son sustituidas por la desesperación, la rabia y la impotencia, deseas una cosa, una sola cosa: volver a ser un niño.

Alba Bonillo López, 2º ESO A



SEGUNDA CATEGORÍA
 
Su mirada recorre minuciosamente los escaparates de las tiendas que ve desde su ventana, sus dedos tamborilean contra el cristal de la mesa.
 Debe entregar esa carta de dimisión y vivir de una vez su vida.
Un, dos, tres pasos; se acerca al pasillo con las manos temblando.
 Cuatro, cinco seis, llega al despacho de su jefa y abre la puerta, mientras con una voz rota se dirige a ella:
-Por favor, lea esta carta…
Con gran dolor la abandonó allí.
Un sentimiento agridulce se apodera de él.
Y ahora, ¿qué?
Margarita Casas Ramírez, 3º ESO A




Si quieres ver también los clasificados, continúa leyendo aquí...
 
CLASIFICADOS



"Con gran dolor la abandonó allí"
Era hora de partir, no se podía hacer cargo de aquella criatura durante mucho más tiempo. Pero aquel ser aún no lo sabía.
Hacía varios años que se conocían pero la sociedad les obligaba a separarse.
Aquel ser aún no lo sabía.
Llegaron al punto de partida y ahora, al de llegada.
El animal dormía. La depositó con ternura en el suelo. Una lágrima salada descendió por su mejilla hacia sus labios, pudiendo saborearla.
Con gran dolor la abandonó allí, separando así, sus almas.
Aquel ser aún no lo sabía.
Despertó y vio lo que habían hecho por ella, le habían salvado la vida...
Julia Salas Morillas, 1Bto. B


NO ES LO QUE PARECE
Capítulo 6. La persecución
En el cielo se avistaban tormentas feroces. No era típico de aquella época, lo que le dio un mal presentimiento. Entonces, oyó pasos cercanos y se paró a escuchar mejor. De repente, gritaron:
-          ¡Ahí, a por ella!
No se lo pensó, comenzó a correr. Oyó que la seguían y no se detuvo, pero al doblar una esquina se encontró sin escapatoria. Era tarde para volver y se esperaba lo peor. Cuando llegaron, el que parecía  ser el líder, se acercó, y entonces...
-          Juan, a comer.- Lo llamaron.
Juan volvió en sí, y con gran dolor la abandonó allí, sin saber aún el final.

Carmen Rodríguez Abad, 2º ESO A



Francisco y Elena tenían cuatro hijos y vino la quinta, María. Esta pareja tenía muchos problemas económicos y muchas deudas que saldar. Francisco se quedó sin trabajo y al no poder  pagar la hipoteca, el agua, la luz..., los desahuciaron. Ellos tomaron la decisión de dar en adopción a María para que tuviera un techo y un plato de comida. El padre fue al orfanato de San Miguel y, con gran dolor, la abandonó allí.

Mª del Carmen Alarcón Blanca, 2º ESO E


Era un día de los más calurosos que recordaba, así que cogió una copa enorme, tomó el helado y puso cinco bolas. También le echó plátano y fresas troceadas, chocolate y nata.
Cuando iba a empezar a devorarlo, llamaron por teléfono. Tenía que ir al parque de bomberos para apagar un incendio. Con gran dolor la abandonó allí. Su enorme copa lo esperaría en el congelador hasta su vuelta.

Francisco Sánchez Morales, 2 º ESO F


Comentarios

Entradas populares de este blog

Ven, que te dé un verso: Emily Dickinson, "Temo a la persona de pocas palabras".

Temo a la persona de pocas palabras. Temo a la persona silenciosa. Al sermoneador, lo puedo aguantar; Al charlatán, lo puedo entretener. Pero con quien cavila mientras el resto no deja de parlotear, con esta persona soy cautelosa. Temo que sea una gran persona. Emily Dickinson , El viento comenzó a mecer la hierba

El poema de la semana

Semana del 15 al 18 de septiembre   "Aristóteles define el miedo como un sufrimiento anticipado, por un mal que nos aguarda en el futuro. Lo contrario -la percepción del futuro como un bien- tiene que tener un nombre. Creo que es la confianza". Con estas palabras del prólogo del último libro de poemas de Juan Antonio González Iglesias, Confiado , queremos comenzar el curso; y también con el espléndido poema que le da título. Deseamos que sus versos nos alienten en estos días de incertidumbres y nervios del principio de curso, en los que se concentra la espera de todo lo que en estos meses viviremos. CONFIADO Pongo mi corazón en el futuro. Y espero, nada más. De los dos monsílabos prefiero el más claro, el sencillo, el que despliega  un lienzo en el que todo  podrá ser. El amor dará firmeza a lo que digo. Estoy con los que creen sin ver, con los que andan sobre las aguas. Cuando el mundo entero o mi mundo se hunden tantas veces, entonces algo relacionado