Ir al contenido principal

Ganadores y finalistas del concurso de poesía en la convocatoria de febrero: "Todo asusta".

 

 POEMAS GANADORES Y FINALISTAS DE "LA  VIDA EN VERSO", EDICIÓN DE FEBRERO: "TODO ASUSTA"


SOLEDAD

 Tengo miedo,

siento frío,

no tengo fuerzas,

no puedo seguir.

Siento el dolor.

Es puntiagudo

y pincha como una aguja.

Es grande y pesado

como un elefante.

No me puedo librar de él

¡Ayuda!

Nadie me oye,

Nadie me escucha.

¡Ayuda!

No responde nadie,

No contesta nadie.

Estoy solo,

solo, solo, solo, …

esa palabra suena en mi cabeza,

no tengo a nadie para reír,

llorar, saltar, correr, jugar …

solo estoy yo y nadie más

¡Ayuda!

Me ahogo en un mar de desesperación.

Mis sueños, esperanzas y alegrías se hundieron.

Nadie me ayuda,

nadie se fija en mí,

nadie me mira.

Solo estoy yo y nadie más,

pero tú me rescataste.

Ahora nado en un mar de alegría

contigo a mi lado.

Le dije adiós a la soledad,

le dije adiós al dolor,

le dije adiós a mis problemas

y le digo hola a una nueva vida.

 

José Romero Cortés, 1º ESO F

 


 

En un mar olvidado

de recuerdos ya perdidos

navega mi lúgubre sinsentido

en una barquita, llorando, vencido

buscando el encuentro

entre tanto pesar

de un amor perdido.

Con colores poco vivos

y en la voz un tono fingido

forzando su nuevo canto

para dedicar a todo lo vivido

que es lo último que queda

en este mar tan perdido.

 

Nuria A. Confalonieri, 2º Bachillerato C 

 

 

Miedo a que todo desaparezca,

que nada vuelva a ser lo que era.

Miedo de mirarme al espejo

no recordar el mundo que solía comerme,

pensar que soy menos,

cuando soy mucho más

pensar que no puedo

sin intentarlo.

 

Sopesar circunstancias caóticas,

que acabarán comiendo mis sentidos,

pensar menos y hacer más,

querer más y sufrir menos

todo aquello que soñaba

se quemaba junto a recuerdos,

resguardados por el tiempo,

apreciados por ello.

 

Apego a vagos recuerdos,

hirviendo mi sangre.

Y una vez más

debo mirarme al espejo

y gritar:

Que me necesito,

más que nunca.

 

Lucía Vega Ortiz, 4º ESO C



Miedos de amor

Tengo miedo,

a que tus labios inquietos

como peregrino marchen,

y a que tus luceros

en otro cuerpo brillen.

 

Tengo miedo,

a que erices otra piel,

que bailes en otro cuerpo,

al arrebato de tu locura.

 

En tu presencia acaba mi angustia,

tu noche es mi noche,

y tu mirar fulgurante

abre el camino de mi deseo.

 

Tengo miedo, 

al ímpetu de mi eudaimonía,

al retorno de mi crisálida,

al oscuro clavel.

Tengo miedo. 


Cristian Sandoval Arroyo, 2º Bachillerato C

 

 

 


 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ven, que te dé un verso: Emily Dickinson, "Temo a la persona de pocas palabras".

Temo a la persona de pocas palabras. Temo a la persona silenciosa. Al sermoneador, lo puedo aguantar; Al charlatán, lo puedo entretener. Pero con quien cavila mientras el resto no deja de parlotear, con esta persona soy cautelosa. Temo que sea una gran persona. Emily Dickinson , El viento comenzó a mecer la hierba

El poema de la semana

Semana del 15 al 18 de septiembre   "Aristóteles define el miedo como un sufrimiento anticipado, por un mal que nos aguarda en el futuro. Lo contrario -la percepción del futuro como un bien- tiene que tener un nombre. Creo que es la confianza". Con estas palabras del prólogo del último libro de poemas de Juan Antonio González Iglesias, Confiado , queremos comenzar el curso; y también con el espléndido poema que le da título. Deseamos que sus versos nos alienten en estos días de incertidumbres y nervios del principio de curso, en los que se concentra la espera de todo lo que en estos meses viviremos. CONFIADO Pongo mi corazón en el futuro. Y espero, nada más. De los dos monsílabos prefiero el más claro, el sencillo, el que despliega  un lienzo en el que todo  podrá ser. El amor dará firmeza a lo que digo. Estoy con los que creen sin ver, con los que andan sobre las aguas. Cuando el mundo entero o mi mundo se hunden tantas veces, entonces algo relacionado