domingo, 1 de noviembre de 2015

Microrrelatos de octubre: ganadores y clasificados

       En octubre la frase seleccionada era: "A veces, en tardes tranquilas como esta, tengo la sensación de que van a entrar por esa puerta". Pertenece al cuento La ventana abierta, de Hector Munro, más conocido como Saki. En este relato podemos observar cómo en ocasiones la imaginación desbordada y la pulsión por la fabulación pueden usarse de forma un tanto cruel. Nos han llegado historias llenas de misterio, ironía, emociones... Entre ellas destacamos hoy las de los ganadores y clasificados del mes de octubre.
     

   Esta edición queremos dedicársela a nuestra querida compañera Susana Díaz, que inició este proyecto, y a su preciosa hija Irene, que tiene la suerte de venir al mundo con miles de libros, historias, relatos... bajo el brazo.

  • Categoría 1º y 2º ESO:
    • Ganadora: Celia Macías Cámara (1º ESO A).
    • Clasificados: Alejandro Delgado Fiore y Hugo Cortacero Pérez (1º ESO A).
  • Categoría 3º y 4º ESO y 1º y 2º BACH:
    • Ganadora: Margarita Casas (4º ESO B).
    • Clasificadas: Lucía Medina (3º ESO B) y Silvia Castro Porcel (4º ESO A).



MICRORRELATOS GANADORES:

        A veces, en tardes tranquilas como esta, tengo la sensación de que van a entrar por esa puerta, a la que llamé aquella tempestuosa noche.
Yo, con un pijama rallado y el brillo del hambre en mi mirada.
Tú, con aquella rebeca vieja y la bondad reflejada en el rostro.
Aún recuerdo tus palabras: ”Ven, entra, ya estás a salvo”.
Desde entonces me has cuidado como si fuese tu hijo, y es que así me siento.
Veinte años después, desde lo más profundo de mi alma puedo decir:
Descansa en paz, mamá, gracias por todo.

Margarita Casas, 4ESO B

Miedo al recuerdo
       A veces, en tardes tranquilas como esta, tengo la sensación de que van a entrar por esa puerta y de que esa tranquilidad se va a romper en mil pedazos.
Todavía tengo miedo. Después de tantos años me recorre el cuerpo de un extremo a otro. Parece que fue ayer cuando sonaba la alarma. Había que huir, dejarlo todo.
El sótano de la biblioteca fue el sitio escogido esta vez. La gente gritaba y corría. Las calles se quedaban desiertas, sembradas de terror.
Después del ensordecedor ruido, un espantoso silencio, ... mirando hacia la puerta. Los ojos clavados en ella.
Celia Macías Cámara, 1ESO A 

 CLASIFICADOS:

       A veces, en tardes tranquilas como esta, tengo la sensación de que van a entrar por esa puerta. Por más que intenté explicárselo a mi padre, como de costumbre, no me escuchó. Insistí: son sólo cien palabras, bueno, en realidad bastaría con ochenta... ¿Cómo voy a darle sentido a este microrrelato si aún no he definido el argumento y ya he escrito sesenta y nueve palabras para saber qué es lo que va a entrar por la puerta? De pronto, la puerta se abrió y por ella entró la última palabra.
Alejandro Delgado Fiore 1ESO A


       A veces, en tardes tranquilas como esta, tengo la sensación de que van a entrar por esa puerta. No era suficiente con tener colegio por la mañana, ¡también veníamos por la tarde! y encima "la loca", como era conocida la profesora de Lengua.  Nos decía que a veces tenía la sensación de que los vocablos, los adjetivos, los lexemas... ¡iban a entrar por la puerta! ¿Entendéis ahora por qué la llamábamos la loca? Pero todo esto acabó una tranquila mañana de octubre, cuando, de repente, la puerta del aula de 3B se abrió lentamente...

Lucía Medina Moreno 3ESO B



      La vida es tan ajena a lo que verdaderamente somos, que en cada humano el miedo a la muerte habita en mente y conciencia. No sabemos de dónde venimos ni a dónde iremos, sólo dónde estamos. Tal vez seamos murmullos del universo construidos por una serie de sentimientos abstractos y energías que se manifiestan a través de la vida. Una vida para aprender a amar y ser feliz si la casualidad no nos mata antes. Y estos son mis miedos, tan presentes que, a veces, en tardes tranquilas como esta, tengo la sensación de que van a entrar por esa puerta. 
Silvia Castro Porcel, 4ESO A

No fui yo
        Me acusaron de matarlo y de haberlo escondido en aquel contenedor, pero no fui yo, fue aquel otro, el del pelo largo.
Me metieron en la cárcel y me tuvieron allí diez largos años. Cuando salí estaba enfermo, trastornado.
Un día vinieron a entrevistarme esos periodistas y les dije: "A veces, en tardes tranquilas como esta, tengo la sensación de que van a entrar por esa puerta". Me refería a los policías que vinieron a apresarme y que me han hecho la vida imposible durante todo este tiempo.
Hugo Cortacero Pérez, 1ESO A





Si queréis escuchar este cruel relato en las voces de nuestro alumnado, pinchad aquí
El autor del vídeo es el  profesor Daniel Guerrero (Canción final: Desert Raven de Jonathan Wilson).
Os dejamos también un montaje con más fotos del acto, en el que suena de fondo Je veux, de la cantante francesa Zaz. El autor del vídeo es el profesor Pablo López.


1 comentario:

  1. ¡Genial! ¡Qué actividad tan preciosa! Mi más sincera enhorabuena, desde una envidia que tiene que ser necesariamente sana.

    ResponderEliminar