Ir al contenido principal

"Lo que yo siento es de verdad"

Si nos hablaran de la celebración de la amistad no pensaríamos en virtudes abstractas ni en vacíos discursos laudatorios, sino en personas concretas que están cuando nos derrumbamos o a las que acudimos inmediatamente para contarles lo bien que nos ha salido algo. Del mismo modo, cuando pensamos en celebrar los libros, en alegrarnos de que existan y en compartir eso con otros, se nos vienen inmediatamente a la memoria títulos, páginas o pasajes que nos han acompañado en nuestra vida: aquel con el que un día por fin puse palabras a lo que sentía, ese otro con el que recordé la historia de un amigo o aquel que me llevó a lugares en los que nunca había estado.

Por eso, hoy queremos comenzar este tablero, que hemos titulado "Lo que yo siento es de verdad", en el que los lectores y lectoras del IES Aricel podrán ir compartiendo los libros que, sin duda, para ellos, merecerían una celebración.




Puedes enviar tu recomendación al correo de la biblioteca y la publicamos en el tablón.


Comentarios

Entradas populares de este blog

Ven, que te dé un verso: Emily Dickinson, "Temo a la persona de pocas palabras".

Temo a la persona de pocas palabras. Temo a la persona silenciosa. Al sermoneador, lo puedo aguantar; Al charlatán, lo puedo entretener. Pero con quien cavila mientras el resto no deja de parlotear, con esta persona soy cautelosa. Temo que sea una gran persona. Emily Dickinson , El viento comenzó a mecer la hierba

El poema de la semana

Semana del 15 al 18 de septiembre   "Aristóteles define el miedo como un sufrimiento anticipado, por un mal que nos aguarda en el futuro. Lo contrario -la percepción del futuro como un bien- tiene que tener un nombre. Creo que es la confianza". Con estas palabras del prólogo del último libro de poemas de Juan Antonio González Iglesias, Confiado , queremos comenzar el curso; y también con el espléndido poema que le da título. Deseamos que sus versos nos alienten en estos días de incertidumbres y nervios del principio de curso, en los que se concentra la espera de todo lo que en estos meses viviremos. CONFIADO Pongo mi corazón en el futuro. Y espero, nada más. De los dos monsílabos prefiero el más claro, el sencillo, el que despliega  un lienzo en el que todo  podrá ser. El amor dará firmeza a lo que digo. Estoy con los que creen sin ver, con los que andan sobre las aguas. Cuando el mundo entero o mi mundo se hunden tantas veces, entonces algo relacionado