Ir al contenido principal

Colaboradores de la biblioteca

Desde hace algo más de un par de meses, si uno entra en nuestra biblioteca notará algo distinto. No hay que ser muy observador para darse cuenta de que algo ha cambiado y no tiene nada que ver con la organización de los fondos o del espacio.




Lo que ocurre es que ahora, al abrir la puerta, uno puede encontrarse a Carmen, o a Raquel, o a Alejandro sentados frente al ordenador de los préstamos.





Pero también puede ver a Paula, o a Lucía, o a Mohamed, o a Carlos junto a las estanterías colocando libros devueltos o ayudando a algún alumno a elegir y encontrar su próxima lectura.




Todos ellos y otros muchos alumnos y alumnas, desde 1º de ESO a 2º de Bachillerato, forman parte del grupo de alumnado colaborador de la biblioteca. Se han ofrecido voluntariamente para prestar, hacer devoluciones, colocar y ordenar volúmenes, recomendar lecturas o participar en las actividades y tareas en la biblioteca a lo largo del curso. Desde ahora, trabajan junto a las profesoras del Equipo de Apoyo.



Este cambio en la biblioteca, en apariencia sencillo y natural ( los vemos moverse por allí con sus identificaciones y parece como si siempre hubieran estado), es emocionante y fundamental. La biblioteca es un espacio para todos en el Aricel. Por eso, que este grupo de alumnos y alumnas forme parte del equipo de trabajo es una gran noticia y una de las mejores cosas que han ocurrido allí en los últimos años.

Desde aquí les damos las gracias y esperamos que el grupo siga creciendo. Estáis todos más que invitados a participar.




Comentarios

  1. ¡Cómo me alegra que hayáis conseguido poner en práctica esa idea tan bonita! Como siempre os digo...¡qué envidia me da lo bien que hacéis las cosas!

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias por tus palabras! Poco a poco vamos creciendo, con esfuerzo pero con mucha ilusión.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Ven, que te dé un verso: Emily Dickinson, "Temo a la persona de pocas palabras".

Temo a la persona de pocas palabras. Temo a la persona silenciosa. Al sermoneador, lo puedo aguantar; Al charlatán, lo puedo entretener. Pero con quien cavila mientras el resto no deja de parlotear, con esta persona soy cautelosa. Temo que sea una gran persona. Emily Dickinson , El viento comenzó a mecer la hierba

El poema de la semana

Semana del 15 al 18 de septiembre   "Aristóteles define el miedo como un sufrimiento anticipado, por un mal que nos aguarda en el futuro. Lo contrario -la percepción del futuro como un bien- tiene que tener un nombre. Creo que es la confianza". Con estas palabras del prólogo del último libro de poemas de Juan Antonio González Iglesias, Confiado , queremos comenzar el curso; y también con el espléndido poema que le da título. Deseamos que sus versos nos alienten en estos días de incertidumbres y nervios del principio de curso, en los que se concentra la espera de todo lo que en estos meses viviremos. CONFIADO Pongo mi corazón en el futuro. Y espero, nada más. De los dos monsílabos prefiero el más claro, el sencillo, el que despliega  un lienzo en el que todo  podrá ser. El amor dará firmeza a lo que digo. Estoy con los que creen sin ver, con los que andan sobre las aguas. Cuando el mundo entero o mi mundo se hunden tantas veces, entonces algo relacionado