Ir al contenido principal

El poema de la semana




 Del 28 de septiembre al 2 de octubre


          Conmemoramos este año el V Centenario del nacimiento de Teresa de Jesús, celebración que está teniendo gran repercusión por ser una mujer excepcional en la época en que le tocó vivir. Nació el 28 de marzo de 1515 y desde pequeña quiso tomar sus propias decisiones, algo bastante inusual en un  mundo dominado por los hombres y donde las mujeres tenían poco que decir. Su vocación religiosa la llevó a profesar en un convento de clausura, pero viendo que ese tipo de vida no reflejaba sus ideales de austeridad, inició la reforma de la orden Carmelita, lo que le costó penalidades y hasta la persecución. Pero además, fue una de las primeras mujeres que decidieron escribir, expresar sus ideas, hacer poemas, y así consiguió convertirse en una figura importante de nuestras letras. 

A todas las mujeres valientes que, en cualquier época que hayan vivido, no se han resignado con estar sometidas y han luchado por sus ideales



¡Oh hermosura que excedéis
a todas las hermosuras!
Sin herir dolor hacéis,
y sin dolor deshacéis,
el amor de las criaturas.

Oh ñudo que así juntáis
dos cosas tan desiguales,
no sé por qué os desatáis,
pues atado fuerza dais
a tener por bien los males.

Juntáis quien no tiene ser
con el Ser que no se acaba;
sin acabar acabáis,
sin tener que amar amáis,
engrandecéis nuestra nada. 

SANTA TERESA DE JESÚS

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ven, que te dé un verso: Emily Dickinson, "Temo a la persona de pocas palabras".

Temo a la persona de pocas palabras. Temo a la persona silenciosa. Al sermoneador, lo puedo aguantar; Al charlatán, lo puedo entretener. Pero con quien cavila mientras el resto no deja de parlotear, con esta persona soy cautelosa. Temo que sea una gran persona. Emily Dickinson , El viento comenzó a mecer la hierba

El poema de la semana

Semana del 15 al 18 de septiembre   "Aristóteles define el miedo como un sufrimiento anticipado, por un mal que nos aguarda en el futuro. Lo contrario -la percepción del futuro como un bien- tiene que tener un nombre. Creo que es la confianza". Con estas palabras del prólogo del último libro de poemas de Juan Antonio González Iglesias, Confiado , queremos comenzar el curso; y también con el espléndido poema que le da título. Deseamos que sus versos nos alienten en estos días de incertidumbres y nervios del principio de curso, en los que se concentra la espera de todo lo que en estos meses viviremos. CONFIADO Pongo mi corazón en el futuro. Y espero, nada más. De los dos monsílabos prefiero el más claro, el sencillo, el que despliega  un lienzo en el que todo  podrá ser. El amor dará firmeza a lo que digo. Estoy con los que creen sin ver, con los que andan sobre las aguas. Cuando el mundo entero o mi mundo se hunden tantas veces, entonces algo relacionado