Ir al contenido principal

"Lugares que hablan de mí". Ganadores y finalistas del concurso de poesía: " LA VIDA EN VERSO" ABRIL

 

GANADORES DE LA VIDA EN VERSO ABRIL


SEGUNDA CATEGORÍA

 

GANADORA


Nuria Confalonieri Martínez 2º Bach C


•Sempiterno•

Una biblioteca aislada

Una voz casi susurrada

Una muchacha sentada

Durante una noche cerrada.

La ventana está abierta

El repiqueteo del viento constante atraviesa

Con gran gentileza, de borde a borde la pieza

Ante tanta grandeza

El espacio embelesa

Y el olor de los libros 

La aleja de su meta

Distraida en su mesa

Apoyando la cabeza en su mano derecha

Ante sus ojos encuentra

La que fue solución para su vida eterna

La librería sempiterna

Que tanto la representa

Con los libros ya escritos

Y los que faltan de ella

-Nuria A. Confalonieri Martínez 




FINALISTA


Santos Casares Prados    4ºD



LÍNEA


Lirios, rosas rojas, margaritas…

Todas falsas protagonistas

Pues la luz es quien las embellece,

Bellos mantos verdes vivos

Que pisamos para formar los caminos,

Y quien anda a veces ni lo merece.


Y a veces pienso que estoy vivo

Para admirar este paisaje colorido

Y escribir para expresarlo,

Y como no soy pintor,

Soy mas bien un bohemio escritor,

Mil palabras es mi forma de mostrarlo.


Y lo más bonito no es la flora,

Aunque hay gente que la adora,

Para mí es esa fina frontera

Que separa las montañas del cielo,

Y que delimita con un fino velo

El infinito que guarda la primavera.


Capaz de admirarla la mente de un genio,

Aunque imperceptible para el no bohemio,

Gris la línea maravilla,

Vaga la vista si quieres verla,

O confórmate con admirar la hierva 

O la lejana villa.


Es preciosa esa línea hermosa,

Merecedora de composición en prosa,

Pero no olvides el cielo,

Un azul distinto en cada momento,

Aprovecha y suelta el lamento,

Pues tiene a las nubes de pañuelo.




1ª CATEGORÍA

 

GANADORA

Andrea Romero Cortés, 3º C

 

 

EL VIGILANTE

Paseando por el monte, allí lo vi,

majestuoso, erguido sobre sus cimientos,

rodeado de árboles, símbolo de una época

ya pasada y quién sabe si mejor.

Testigo mudo e impasible del paso

del tiempo; Celestino de muchos amores

correspondidos y abogado de causas imposibles.

Talismán para unos, objeto de decoración

para otros y símbolo para todos.

Allí estaba, protector de su pueblo, actor principal de un tiempo que nunca

Volverá y testigo, de un futuro incierto

que solo el verá.

Digamos que hablo del Torreón de Albolote. 


Finalista

Elena Urquízar Toro. 1 ESO F. 


Quiéreme 

Quiéreme como yo quiero a los paisajes 

Que en tus ojos formaste 

Con el dolor de ese amor 

Que nunca superaste.

Quiéreme como los pájaros al cielo

Como los peces a los riachuelos 

Como la muerte a la vida,

Como un árbol a su semilla.



Quiéreme como un sol de verano,

Quiéreme como una tarde de primavera, 

Quiéreme como un paisaje de invierno 

O una tarde de fatídico otoño.

Quiéreme como yo te quiero 

Te prometo que olvidarte no puedo

Te prometo que decepcionarte no quiero.






Comentarios

Entradas populares de este blog

Ven, que te dé un verso: Emily Dickinson, "Temo a la persona de pocas palabras".

Temo a la persona de pocas palabras. Temo a la persona silenciosa. Al sermoneador, lo puedo aguantar; Al charlatán, lo puedo entretener. Pero con quien cavila mientras el resto no deja de parlotear, con esta persona soy cautelosa. Temo que sea una gran persona. Emily Dickinson , El viento comenzó a mecer la hierba

El poema de la semana

Semana del 15 al 18 de septiembre   "Aristóteles define el miedo como un sufrimiento anticipado, por un mal que nos aguarda en el futuro. Lo contrario -la percepción del futuro como un bien- tiene que tener un nombre. Creo que es la confianza". Con estas palabras del prólogo del último libro de poemas de Juan Antonio González Iglesias, Confiado , queremos comenzar el curso; y también con el espléndido poema que le da título. Deseamos que sus versos nos alienten en estos días de incertidumbres y nervios del principio de curso, en los que se concentra la espera de todo lo que en estos meses viviremos. CONFIADO Pongo mi corazón en el futuro. Y espero, nada más. De los dos monsílabos prefiero el más claro, el sencillo, el que despliega  un lienzo en el que todo  podrá ser. El amor dará firmeza a lo que digo. Estoy con los que creen sin ver, con los que andan sobre las aguas. Cuando el mundo entero o mi mundo se hunden tantas veces, entonces algo relacionado