Ir al contenido principal

En marzo "yo, que tenía superpoderes..."



MICRORRELATOS GANADORES DE MARZO



1ª CATEGORÍA

Texto ganador


Querido hijo:

¿Cómo estás?, ya hace mucho tiempo que no paso por casa; pero necesitaba tiempo para pensar, para relajarme, para desconectar…

Y es que todos los días me repito lo mismo: “Yo, que tenía superpoderes, que era inmortal…”, no puedo evitarlo, me frustra.

Antes era el superhéroe de moda, todos me adoraban, era un ejemplo a seguir… y mírame ahora; nadie me recuerda, nadie me quiere.

Solo te tengo a ti y necesito que me ayudes.

Tengo un plan, pero es peligroso… ¿estarías dispuesto a arriesgarlo todo por tu viejo y olvidado padre?

Por favor, llámame pronto.

Atentamente.

Superman
Irene Mesa Castro 2º ESO E
 




2ª CATEGORÍA

Texto ganador


Veía todo caerse. Los pilares se derrumbaban a mi alrededor lentamente, las piedras me golpeaban y me hacían daño. Y yo, que tenía superpoderes, que era inmortal, caía con ellas. Pero me levantaba. Tenía que tener entereza. Tenía que aguantar. No sé de dónde saqué esa fuerza, yo nunca tuve valor. Pero me necesitaba, y busqué de donde no hay, y lo hice. Por ella, porque por ella haría cualquier cosa, porque es mi pilar más fuerte. Porque no se puede romper, o el techo caerá sobre mí y me matará.


Lucía Palma Martínez, 3ºD
 


Comentarios

Entradas populares de este blog

Ven, que te dé un verso: Emily Dickinson, "Temo a la persona de pocas palabras".

Temo a la persona de pocas palabras. Temo a la persona silenciosa. Al sermoneador, lo puedo aguantar; Al charlatán, lo puedo entretener. Pero con quien cavila mientras el resto no deja de parlotear, con esta persona soy cautelosa. Temo que sea una gran persona. Emily Dickinson , El viento comenzó a mecer la hierba

El poema de la semana

Semana del 15 al 18 de septiembre   "Aristóteles define el miedo como un sufrimiento anticipado, por un mal que nos aguarda en el futuro. Lo contrario -la percepción del futuro como un bien- tiene que tener un nombre. Creo que es la confianza". Con estas palabras del prólogo del último libro de poemas de Juan Antonio González Iglesias, Confiado , queremos comenzar el curso; y también con el espléndido poema que le da título. Deseamos que sus versos nos alienten en estos días de incertidumbres y nervios del principio de curso, en los que se concentra la espera de todo lo que en estos meses viviremos. CONFIADO Pongo mi corazón en el futuro. Y espero, nada más. De los dos monsílabos prefiero el más claro, el sencillo, el que despliega  un lienzo en el que todo  podrá ser. El amor dará firmeza a lo que digo. Estoy con los que creen sin ver, con los que andan sobre las aguas. Cuando el mundo entero o mi mundo se hunden tantas veces, entonces algo relacionado