viernes, 15 de enero de 2016

El poema de la semana

Del 18 al 22 de enero



LA LENGUA SIN SANGRE ENTRA 

Lo importante es hablar y escuchar, entenderse.
No morirse de amor. Ni matar. Ni de hambre.

Lo primero es lo dicho, las lenguas.
Y después van los libros, lo escrito.

Abrazarse, bailar. Comprender y jugar.
No mentir. No olvidar ni a difuntos ni a vivos.

Sólo así. Sólo entonces.

Con lo escrito llegaron las leyes,
los desahucios, el fax, las gramáticas
y las lindes y el odio y la sangre.

Con lo dicho sucede el milagro y
sólo entonces quizá comprendemos
que las lenguas son casas abiertas.

Sólo así. Sólo entonces. Y aun así no se sabe.


LUIS MELGAREJO

No hay comentarios:

Publicar un comentario