Ir al contenido principal

Microrrelatos para terminar y empezar el año




En los primeros meses de este curso, hemos disfrutado de la lectura en voz alta de historias de Poe, Benedetti o Monzó. Además, muchas han sido las pequeñas historias que han llegado a nuestra Caja de Microrrelatos. En esta entrada os invitamos a que leáis los textos ganadores de diciembre y la frase para enero. 

Esperamos impacientes vuestras historias este mes. Los microrrelatos pueden entregarse hasta el lunes 26 de enero en la biblioteca o a través del correo bibliotecaiesaricel@gmail.com












Ganadores de diciembre

Cuenta Homero que aquel día el rey salió del castillo ataviado con su mejor armadura y una espada mate, capaz de cortar el tenaz acero. Tras las almenas, una hora de viles criaturas deformes. No sabía que su ingenio le costaría irse a la cama sin cenar, la espada integral, las suaves murallas de plumas y las viles criaturas de menos de un palmo se encontraban por toda la habitación. Cuando mamá regresó, desterró a las criaturas a la oscuridad, derribó las murallas sobre los colchones, colocó la espada en la cesta y mandó al rey a su cama. 

Raúl Carvajal Moreno, 2º Bach A



Carlos era un chico muy travieso y le gustaba mucho gastar bromas. Una noche, como se aburría tanto, decidió quitarle la dentadura a su abuelo mientras este estaba en la ducha. Su abuelo, al terminar y no encontrarla, se lo dijo a los padres de Carlos, pero al no poder hablar sin la dentadura, no lo entendían. Ellos se pusieron como locos a buscarla por toda la casa, hasta que Carlos riéndose se la dio a su abuelo y le explicó que había sido una broma porque se aburría mucho. No sabía que, esa noche, su ingenio le costaría irse a la cama sin cenar.
Laura Martín Ruiz, 2º ESO E 



 Frase para enero: 
"De aquella risa nació la idea del concurso".


 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Ven, que te dé un verso: Emily Dickinson, "Temo a la persona de pocas palabras".

Temo a la persona de pocas palabras. Temo a la persona silenciosa. Al sermoneador, lo puedo aguantar; Al charlatán, lo puedo entretener. Pero con quien cavila mientras el resto no deja de parlotear, con esta persona soy cautelosa. Temo que sea una gran persona. Emily Dickinson , El viento comenzó a mecer la hierba

El poema de la semana

Semana del 15 al 18 de septiembre   "Aristóteles define el miedo como un sufrimiento anticipado, por un mal que nos aguarda en el futuro. Lo contrario -la percepción del futuro como un bien- tiene que tener un nombre. Creo que es la confianza". Con estas palabras del prólogo del último libro de poemas de Juan Antonio González Iglesias, Confiado , queremos comenzar el curso; y también con el espléndido poema que le da título. Deseamos que sus versos nos alienten en estos días de incertidumbres y nervios del principio de curso, en los que se concentra la espera de todo lo que en estos meses viviremos. CONFIADO Pongo mi corazón en el futuro. Y espero, nada más. De los dos monsílabos prefiero el más claro, el sencillo, el que despliega  un lienzo en el que todo  podrá ser. El amor dará firmeza a lo que digo. Estoy con los que creen sin ver, con los que andan sobre las aguas. Cuando el mundo entero o mi mundo se hunden tantas veces, entonces algo relacionado